Herida tumoralMONOGRAFÍASSERIE MENSUAL

Monografía: Lesiones neoplásicas

Cómo citar este documento: Arnaldos Esteban M, Fontsere Candell E, Rodríguez Camblor M,
Rueda López J . Monografía: Lesiones neoplásicas. [Internet]. Álava: HeridasenRed; 2022 [citado «añadir día mes año»]. Disponible en: https://www.heridasenred.com/monografia-lesiones-neoplasicas

Las heridas neoplásicas presentan una problemática especial ya que están asociadas a una enfermedad como es el cáncer y afectan a las personas y su entorno. Por ello es necesario un abordaje diferente del habitual para poder tratarlas. Estas heridas representan entre el 5-10% de los cánceres que hay en el mundo (1). Autores como Ziegel y colaboradores indicaron en 2017 que cerca de 12.000 personas en EE.UU. son diagnosticadas anualmente de sarcomas de tejidos blandos (STB), lo que representa aproximadamente el 1% de todas las neoplasias malignas en adultos (2). Según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, International Agency for Research on Cancer), en el año 2010 se registraron en España 3,3 casos de STB por 100.000 habitantes en hombres y 2,6 por 100.000 habitantes en mujeres. El Instituto Nacional de Estadística cifró en 650 los fallecimientos por estas causas en 2017 (3). Su incidencia estimada en la Unión Europea es de unos 5 casos nuevos al año por cada 100.000 habitantes. Los STB son ligeramente más frecuentes en hombres que en mujeres y pueden verse en todas las edades, incluso en niños y adolescentes. Sin embargo, la edad de máxima aparición en adultos se encuentra entre los 40 y 60 años (4). Otro tipo de cáncer cutáneo con un gran impacto son los melanomas de piel de los que, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se diagnostican al año en España unos 6.179 nuevos casos (4).

Las heridas asociadas a las neoplasias se definen como heridas cutáneas que aumentan de manera progresiva debido a que el tumor infiltra las diferentes capas de la piel dando lugar a una úlcera abierta que no cicatriza y que de forma gradual va destruyendo el tejido circundante. Estas se asocian a problemas de difícil manejo como el mal olor, el dolor, el exudado, sangrados, tendencia a la infección además de problemas adaptativos con un importante impacto en la calidad de vida de la persona y de su entorno (1). Según los datos recogidos desde la SEOM de entre los pacientes que presentan lesiones neoplásicas cutáneas, el 75% presenta mal olor, el 70% presentan lesiones infectadas, el 60% lesiones sangrantes y el 50% manifiestan alteración de la imagen corporal (5).  

En cuanto a las características de estas lesiones,  en la década de los 80  HF Dvorak  identificó que las «heridas tumorales» a diferencia de las heridas de difícil cicatrización evitan la fase inflamatoria, escapan a la inmunovigilancia y secuestran la proliferación, programando la resolución de la reparación de la herida mediante la inducción a una densa vascularización de la matriz extracelular o estroma, con inmunosupresores y promotores de la angiogénesis con lo que se favorece la proliferación y propagación de la lesión tumoral (6). 

Considerando lo descrito deberemos tener en cuenta que si una herida no cicatriza en 6 semanas se tiene que valorar la posibilidad de la presencia de células malignas (7).

Las lesiones tumorales cutáneas se identifican de acuerdo con su origen celular y se distinguen dos grandes grupos:  

Lesiones tumorales primarias: como la infiltración del tumor en la piel y en la red vascular y linfática (Amplia información en este enlace).

Lesiones tumorales secundarias: determinados procesos cancerígenos diseminados pueden manifestarse con ulceraciones cutáneas, como los tumores mamarios, tumores de cabeza y cuello o tumores anorectales. Pero también se consideran lesiones tumorales secundarias a las derivadas de los tratamientos aplicados en el manejo de estos procesos, incluyendo: 

  1. Post oncológicas: son las lesiones que aparecen debido al tratamiento quirúrgico del tumor (sutura, extirpación, etc.).
  2. Lesiones por extravasación de líquidos de quimioterapia.
  3. Radiodermitis: son lesiones secundarias al tratamiento de radioterapia (radiaciones ionizantes). Pueden clasificarse de acuerdo con el nivel de afectación de los tejidos.


BIBLIOGRAFÍA
  1. Vargas E, Alfonso I, Solano D, Aguilar M, Gómez V. Heridas neoplásicas: Aspectos básicos del cuidado de enfermería. Repert Med Cir. 2015;24(2): 95-104.
  2. Ziegel M, King D M, Bedi M. Tumor volume is a better predictor of postoperative wound complications compared to tumor size in soft tissue sarcomas of the proximal lower extremity. Clin Sarcoma Res. 2016; 6(1): 1-9.
  3. Asociación española contra el cáncer. Sarcoma de partes blandas. Acceso enero 2022. Disponible en: https://www.contraelcancer.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/sarcoma-tejidos-blandos
  4. Sociedad española de oncología médica. Melanoma.2020. Acceso junio 2022. Disponible en:https://seom.org/info-sobre-el-cancer/melanoma?start=2
  5. Sociedad española de oncología médica. Cuidados continuos: cuidados de soporte y paliación. 2019. Acceso junio 2022. Disponible en: https://seom.org/guia-actualizada-de-tratamientos/cuidados-de-soporte?start=4
  6. Dvorak HF. Tumors: wounds that do not heal. Similarities between tumor stroma generation and wound healing. N Engl J Med. 1986;315(26):1650-1659.
  7. Palomar F, Fornes B, Díez P, Muñoz V, Lucha V. Guía de actuación en lesiones oncológicas. Enferm dermatol. 2008; 4: 8-14.

AUTORES

Esta publicación es parte de la serie Lesiones neoplásicas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Recibe las publicaciones de Heridas en Red en tu mail

SUSCRÍBETE