Herida tumoralMONOGRAFÍASSERIE MENSUAL

Monografía: Lesiones neoplásicas primarias: carcinoma espinocelular

Cómo citar este documento: Arnaldos Esteban M, Fontsere Candell E, Rodríguez Camblor M,
Rueda López J . Monografía: Lesiones neoplásicas primarias: carcinoma espinocelular. [Internet]. Álava: HeridasenRed; 2022 [citado «añadir día mes año»]. Disponible en: https://www.heridasenred.com/monografia-lesiones-neoplasicas-primarias-carcinoma-espinocelular

En un post anterior, se abordaron los carcinomas basocelulares

En esta entrada se aborda el carcinoma espinocelular

Los carcinomas espinocelular o epidermoide son lesiones procedentes del estrato espinoso. Suelen asentarse en piel y mucosas y se denominan espinosos por su semejanza a espinas de pescado, esta forma es por su relación con los filamentos provenientes de las uniones intercelulares; conocidos como desmosomas. Se manifiestan como placas eritematodescamativas escasamente infiltradas (1).

Este tipo de carcinoma representa entre el 10 al 20% de las neoplasias de piel (2), pero autores como Hernan y cols en 2021 alertan de un incremento que se estima entre un 50% y un 300% en las últimas tres décadas (3).

Este tipo de lesiones suele manifestarse con más probabilidad en piel dañada y con larga exposición a irritantes como el sol (1,2).

Lesiones precancerosas (queratosis actínica y queratoacantoma):

Se pueden identificar lesiones precancerosas como la queratosis actínica, aunque el riesgo de progresión de una queratosis actínica hacia un carcinoma depende principalmente del número de lesiones y del estado inmunológico del paciente (4).

Queratosis actínica


Otro tipo de lesiones precancerosas son los queratoacantomas, que se localizan principalmente en las zonas fotoexpuestas y con presencia de pelo (5).

El queratoacantoma suele manifestarse como un nódulo solitario y firme, de color rojizo, en forma de cúpula y con un cráter o tapón central relleno de material queratínico, que mide entre 10 y 25 mm de diámetro (6).

Queroacantoma


Variantes de los carcinomas espinocelulares

La enfermedad de Bowen presenta de forma característica una serie de vasos puntiformes y los vasos glomerulares. Estos son más grandes que los vasos puntiformes y se caracterizan por capilares tortuosos que conforman pequeños ovillos de distribución regular a lo largo de la lesión. Clínicamente se caracteriza por pápulas y placas solitarias o múltiples, eritematodescamativas y de crecimiento centrífugo lento (6).

En el Bowen pigmentado se pueden observar glóbulos marrones pequeños y regulares sobre una pigmentación homogénea marrón grisácea (7).

Existen cambios displásicos en todo el espesor de la epidermis que afecta, generalmente, a personas de piel clara de más de 60 años (8).

Enfermedad de Bowen


Las úlceras de Marjolin, son carcinomas epidermoides que aparecen sobre lesiones crónicas de cualquier etiología. Estos procesos neoplásicos se asocian a un proceso inflamatorio cronificado. Por lo que cualquier úlcera de evolución tórpida y prolongada debe ser biopsiada para descartar una neoplasia subyacente (9).

Úlcera de Marjolin


El Sarcoma de Kaposy, son lesiones de origen espinocelular y se han descrito algunos cofactores como son: la coinfección con el Citomegalovirus humano y el Virus de Epstein-Barr, el papel de la proteína Tat del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), la desnutrición, factores genéticos del hospedero, factores ambientales, hipoxia tisular, entre otros (10).

Sarcoma de Kaposy

Son tumores (lesiones) que aparecen generalmente como manchas purpurinas indoloras en las piernas, los pies o el rostro. Las lesiones también pueden aparecer en la zona genital, la boca o los ganglios linfáticos (11). 


Angiosarcoma, es un tumor maligno muy raro, que se origina en los vasos de las células endoteliales y representa alrededor del 1% al 2% de todos los sarcomas tisulares. Alrededor de dos tercios se localizan en la cabeza y cuello, seguido de la parte inferior de los brazos y las piernas. La forma cutánea típica es un hematoma contusiforme localizado en cabeza y cuello, en algunos casos se muestra el aspecto de una hemorragia reciente (12)

Angiosarcoma


Carcinoma de Merkel, son lesiones poco frecuentes, se conoce también como carcinoma neuroendocrino. Suele comenzar en las áreas de piel más expuestas al sol, en especial cabeza, y cuello, así como en brazos, piernas y tronco (13)

El carcinoma de células de Merkel aparece como un bulto único con las siguientes características: crecimiento rápido, no presenta dolor, presenta una forma de cúpula, es una lesión firme de color rojo o violáceo (14).

Carcinoma de Merkel


Espinocelular, Son lesiones procedentes del estrato espinoso. Se manifiestan como placas eritematodescamativas escasamente infiltradas (1). Los carcinomas espinocelulares de labio y cavidad oral, se relacionan con infecciones por virus del papiloma humano y con el consumo prolongado de alcohol y tabaco (15)

Son lesiones ulcerativas que se presentan sobre lesiones previas de queilitis actínica. En la cavidad oral pueden presentarse en zona eritematosas previas y persistentes (eritroplasia) o en lesiones con forma de placa de aspecto papilomatoso blanquecino de carácter persistente (leucoplasia) (1).

Espinocelular


BIBLIOGRAFÍA

1.- Cabanillas-González M, Pulgarín-Sobrino SB, Ananín-Fernández C. Guía práctica de lesiones cutáneas neoplásicas. [Guía práctica no 4]. En: Rumbo Prieto JM, Raña Lama CD, Cimadevila Álvarez MB, Calvo Pérez AI, Fernández Segade J. Colección de guías prácticas de heridas del Servicio Gallego de Salud. Santiago de Compostela (A Coruña): Xunta de Galicia. Consellería de Sanidad. Servicio Gallego de Salud; 2016.

2.- Lobos BP, Lobos SA. Cáncer de piel no-melanoma. Revista Médica Clínica Las Condes. 2011;  22(6): 737-748.

3.- Hernández-Chacón JR, Torres-Morales SA, Hernández-Chacón EM. Carcinoma Epidermoide Cutáneo, enfermedad de alta relevancia mundial. Revista Médica Sinergia.2021;  6(11): e731-e731.

4.- Roldán MR, Carlos OB. Campo de cancerización, queratosis actínica y carcinoma espinocelular: un modelo de progresión documentado mediante dermatoscopia y microscopía de reflectancia confocal. Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica. 2015;13(3):240-245.

5.- González A, Pérez C, Preti C, Corbella MC, Acosta AC. Queratoacantoma. Dermatología Argentina. 2019: 25(4): 144-151.

6- Nogales García AI, Blanco Ramos MT. Enfermedad de Bowen. Medicina general.2017; 6(4), 8.

7.- Gómez LM, Ardébol SB. Actualización en tumores cutáneos no melanocíticos. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2022; 13(47), 2726-2734.

8.- Rodríguez Morales J R,  de Armas Ramírez EL. Enfermedad de Bowen. Acta Médica del Centro. 2013; 7(3), 89-96.

9.- Guimaraens BD, Valle AS, Domínguez-Santás M, Corralo DS. Protocolo diagnóstico de las lesiones ulceradas. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado.2022: 13(48), 2830-2835.

10.- de la Torre Navarro LM, Domínguez Gómez. Sarcoma de Kaposi. Una revisión. Revista Habanera de Ciencias Médicas.2010; 9(4): 525-533.

11.- Cancela BR,Gallegos  VÁ.Sarcoma de Kaposi clásico. Revista del Centro Dermatológico Pascua. 200; 9(1), 6-10.

12.- Vogt T, Müller CSL, Melchior P, Rübe Ch, Ugurel S, Schimming TT, et al. S1-Guideline Cutaneous Angiosarcomas – Update 2021. J Dtsch Dermatol Ges. 2021;19(12):1801-1812. doi:10.1111/ddg.14524.

13.- Hernández LE, Mohsin N, Yaghi M, Frech FS, Dreyfuss I,  Nouri, K. Carcinoma de células de Merkel: una revisión actualizada de la patogenia, el diagnóstico y las opciones de tratamiento. Terapia dermatológica , 2022; 35 (3), e15292.

14.-Comesaña ED. Carcinoma de células de Merkel. Medicina integral: Medicina preventiva y asistencial en atención primaria de la salud.2000; 36(3): 102-104.

15.- Redondo-Mateo J, Romero-Figueroa K, Delgado-Mucientes C, Pérez-Santos S. Carcinoma espinocelular en  liquen plano del labio superior. Piel.2014; 29(1), 16–19. 

AUTORES


Ninguno de los autores declara conflicto de intereses.

Esta información va dirigida a profesionales sanitarios. Si no pertenece a este colectivo, ante cualquier duda, consulte a su enfermera/médico de referencia.

Este artículo cumple las normas de la política editorial y está bajo licencia de Creactive Commons

Esta publicación es parte de la serie Lesiones neoplásicas II
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba